La Fiesta de Pentecostés

¡Quedaron todos llenos del Espíritu Santo!

En el libro de los Hechos de los Apóstoles hemos escuchado que el día de Pentecostés, los apóstoles quedaron todos llenos del Espíritu Santo. El domingo pasado, ese mismo espíritu se derramó en nuestros corazones con la fiesta de Pentecostés, y todos hemos sido testigos de eso, de hecho, varios hermanos han expresado la alegría que experimentaron al poder regresar a la Iglesia y celebrar, al igual que la primera comunidad de cristianos, la fiesta del nacimiento de la Iglesia.

El domingo de Pentecostés, ha sido para nuestra parroquia una fiesta especial, hemos podido revivir el nacimiento de la Iglesia según nuestras circunstancias. Durante un poco más de 60 días hemos tenido que privarnos del gran don de la Eucaristía, nuestras casas se convirtieron en templos de Dios y tuvimos que buscar nuevas formas para encontrarnos y celebrar en comunidad, pero este tiempo de separación nos ha demostrado cuánto valor tiene el encuentro con el otro y el encuentro con el Otro con mayúscula, es decir con Dios, especialmente en el sacramento de la Eucaristía. Le pido a Dios que esta fiesta haya sido para todos una renovación en la fe, le pido a Dios que les llene siempre de su espíritu para que en sus corazones crezca la esperanza y la caridad, pero sobre todo le pido a Dios que este domingo haya sido un nuevo comienzo en su encuentro personal con Dios, para que de ahora en adelante no nos apartemos jamás de Dios. Aquí les esperamos el próximo fin de semana, confiando que la luz del Espíritu que han recibido iluminará a quienes están cerca de ustedes para que también ellos se acerquen a la Iglesia y así formemos juntos el nuevo pueblo de Dios.

Padre Marcos

Fr. Herb celebrating the 10 am Mass with Fr. Chris, Fr. Marcos, and Fr. Joe